jueves, 24 de enero de 2013

Del Potro y una parte del disconformismo argentino

Juan Martín Del Potro demostró ser el tenista rebelde, el último rebelde con su decisión irrevocable de no formar parte del equipo de Copa Davis.
Jaite dejó las puertas abiertas, Zabaleta respetó la acción, Vilas se lavó las manos como Poncio Pilatos y el mismo Juan Martín declaró que no puede dejar conformes a todos.
Esta decisión va más allá de la relación con un componente del grupo. También tiene que ver con el disconformismo de un hombre hacia la sociedad, hacia el comportamiento del argentino común.
Se trata de un hombre viajado y conocedor del mundo a pesar de su corta edad.
Del Potro confronta con la argentinidad y tendrá su razón.
Todo lo contrario ocurriere con el Maradona patriota salvando las distancias. Todo está bien en el marco de  la libre elección. ¿quien nos puede decir que es lo correcto? como reza un tema musical.
Lo cierto es que Del Potro se quita presión y vive el juego relajado tanto que es eliminado rápido del us open australiano.
El tandilense le encontró el gusto a las exhibiciones y se pasea de aquí para allá sin el peso de una mochila.
Del Potro, más admirado que criticado, sigue haciendo camino al andar como todo ser. 
Ser o no ser, that is the question, very good, thanks.


No hay comentarios:

Publicar un comentario