lunes, 12 de noviembre de 2012

Daniel Passarella, entre elogios e insultos


Daniel Passarella es una figura pública reconocida. Por lo tanto convive entre elogios e insultos. Los primeros pasan desapercibidos según los medios que se hacen eco de la parte "negativa" de la cuestión: los insultos que nacen de la impotencia y de algún "fracaso" personal. Esto se corresponde con la educación y o con la mala educación.
Los insultos son como un espejo, en donde el dar y recibir entra en juego, así como la bienaventuranza de los halagos. En realidad habrá que mantenerse imparcial. Ni sentirse herido por los insultos ni inflar el pecho por los halagos. Con los pies sobre la tierra por los tiempos buenos, regulares y "malos" que corren y que llegarán.
Se cree que Passarella algún mérito hizo para recibir elogios. Y bueno, los insultos es algo común dentro de la desubicación argentina.
Ahora bien en lo que se refiere al club River Plate-institución por momentos pareciera el muro de Berlín. O sea que se ponen condiciones. Las condiciones nacen de la inseguridad y de un fuerte ego: La libertad en River se ve recortada pues por los condicionamientos que generan el fastidio de la parcialidad.
Claro que también el gozo tiene su buena parte.


TIP ESPIRITUAL: LO PRIMERO QUE EMANA DEL HOMBRE ES AMOR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario