martes, 16 de octubre de 2012

maradona en iuesei y la persiana americana como punto clave (1)


por hernán consoli.

Todo era oscuridad para Diego mientras la Selección Argentina pasaba por uno de los grandes momentos de su historia, pues los albicelestes se consagraban en dos ediciones consecutivas en las Copas Américas de Chile 91 y Ecuador 93.
Por ese entonces Ruggeri era el capitán del equipo y Basile tomaba la posta de la mística manteniendo al equipo 33 partidos invictos como director técnico.
Diego volvía al fútbol profesional en septiembre de 1992 jugando para el Sevilla de España en un partido amistoso frente al Bayern Munich de Lothar Matthaeus que oficiaba de partenaire para la vuelta del más grande...


TIP ESPIRITUAL: CADA MOMENTO ES PRECIOSO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario