martes, 30 de octubre de 2012

alain prost: ases del volante (5)

Mclaren en 1987 estaba definitivamente por debajo de Williams y sus poderosos motores Honda. Prost consigue 3 victorias y 46 puntos a 27 del campeón Nelson Piquet.
Para 1988, Mclaren consigue formar el equipo más poderoso: los impresionantes motores Honda, el extraordinario diseño de Gordon Murray y los dos mejores pilotos, Prost y Senna. Mclaren logra 15 de 16 victorias posibles y Prost 7 contra 8 del Campeón Senna. Si bien Prost suma más puntos (105 contra 94), la norma del descarte (utilizada hasta 1990) donde se toman los 11 mejores resultados, hace que Senna se consagre campeón y Prost subcampeón. La relación entre ambos comenzó a ser tensa en el Gran Premio de Portugal de 1988. En la recta de boxes, Prost empezó a adelantar a Senna por la derecha aprovechando su aspiración, pero Senna a su vez se cerró hacia su derecha, forzando a Prost hasta ponerlo prácticamente a un palmo del muro. Alain no cedió, y acabó consiguiendo el liderato que iba a mantener hasta el final.
El título de 1988 se definiría en la penúltima fecha, en el circuito de Suzuka, Japón. Para ser campeón en virtud del sistema de descarte, Prost debía ganar allí y en el próximo Grand Prix de Australia. La Pole la había hecho Senna, pero en la largada se cala el motor y se para. Gracias al declive de la recta japonesa, Ayrton logra arrancar su motor Honda. De ahí en adelante realiza una formidable remontada hasta la primera posición, que Prost, con un auto averiado que acusaba problemas en la caja de cambios, más precisamente de la 3era. a la 4ta. velocidad, intentó defender sin éxito. La siguiente carrera sería ganada por Prost, aunque el título ya estaba definido.
Para 1989, si bien el dominio de Mclaren no sería tan amplio como en el año anterior, el título se definiría entre Senna y Prost de una manera polémica.
En el Gran Premio de Japón de 1989, disputado en el circuito de Suzuka, Prost llegaba con 16 puntos de ventaja sobre Senna a falta de 2 carreras para el final de temporada. Senna debía ganar en Japón (Suzuka) y Australia (Adelaida) para ser campeón, sin importar el resultado de Prost. En la vuelta 47, Senna intenta adelantar por el lado sucio a Prost; el francés -contrario a su tendencia de evitar a toda costa los golpes- mantiene la cuerda y extiende el frenado, llevando a Senna a colisionar. En dicha maniobra ambos autos quedan enganchados y Prost abandona su auto al ver que Senna es auxiliado por personal de pista para echar a andar su bólido y salir cortando la chicana, ambas situaciones prohibidas por la normativa vigente. Después de parar en boxes y salir segundo logra adelantar a Alessandro Nannini quien marcha primero en ese momento, consiguiendo así Senna finalizar la carrera en primera posición, aunque poco después sería descalificado de la carrera por cortar la chicana con auxilio de terceros y Prost se adjudicaría el título.
Al respecto, la versión del propio Prost, la cual coincide con las observaciones de los principales pilotos de la época entre ellas la del respetado tri-campeón Niki Lauda, el tri-campeón Nelson Piquet, de Nigel Mansell e incluso del gran amigo de Senna Gerhard Bergeres que él defendió su posición del ataque de Senna de forma legítima, dado que quien estaba al mando de la trayectoria era él. No obstante, mayoritariamente, los fanáticos de la Fórmula 1 han responsabilizado a Prost del accidente y al francés Jean-Marie Balestre, presidente de la FIA por aquel entonces, de actuar en favor de Prost al no haberlo sancionado por dicho accidente.1 Alain Prost logra ese año 4 victorias y 76 puntos que le valdrían su tercer campeonato del mundo de Formula 1. Cansado de la convivencia con Senna, y de un claro favoritismo de Honda hacia este, decide migrar a Ferrari.
fuente: google.

[editar]

No hay comentarios:

Publicar un comentario