domingo, 28 de octubre de 2012

alain prost: ases del volante (4)


Regreso a McLaren, los 3 primeros títulos y el inicio del desencuentro con Senna (1984-1989)

Retornaría a McLaren en 1984, nada menos que como compañero del gran campeón Niki Lauda. Fue un año de amplio dominio de los McLaren equipados con los potentes TAG Porsche. En una cerrada lucha, Prost lograría 7 victorias (el piloto más laureado del año) pero terminaría nuevamente subcampeón a solo 0,5 puntos de Niki Lauda. El título mundial se le resistía en dos asaltos consecutivos por causas ajenas a su pilotaje, lo que provocó que se le reconociese en el mundo de la Fórmula 1 durante la temporada siguiente como "El Rey sin Corona". Como veremos, esta situación iba a cambiar.
1985 fue el año de su coronación. Pese a una muy buena labor de Michele Alboreto y su Ferrari, Prost pudo imponerse y obtuvo 5 victorias siendo el que consigúió más triunfos esa temporada, con 73 puntos logró el campeonato.
En 1986, los Williams-Honda, comparativamente más potentes que los Mclaren-TAG Porsche, eran pilotados por Nelson Piquet y Nigel Mansell, siendo serios aspirantes al título. La definición, una de las más emocionantes de la historia, se produjo en el circuito de Adelaida, en Australia. El gran favorito era Nigel Mansell, quien había conseguido 5 victorias y 70 puntos en ese año, le seguía Prost con 4 victorias y 64 puntos y Nelson Piquet con 4 victorias y con 63 puntos. Después de salir de la pole, Mansell dejó pasar casi sin lucha a Ayrton Senna (Lotus-Renault), Piquet (Williams) y Keke Rosberg (McLaren) quien se retiraba de la Fórmula 1. Rápidamente el finés tomó el liderato de la carrera y logró una ventaja considerable mientras Senna se retrasaba al quinto lugar con problemas mecánicos. Seguidamente Prost superó a Mansell y dio caza a Piquet. En la vuelta 23, fruto de la presión del francés, el brasileño hizo un trompo que lo retrasó al cuarto lugar. Luego Prost sufrió un pinchazo lento y fue a boxes, quedando cuarto. Piquet comenzó a acercarse a Mansell y lo superó. En todo momento el británico, no pilotando a su agresivo estilo, hizo una carrera conservadora a sabiendas de que así, matemáticamente era campeón. A 18 giros del final, casi inmediatamente después de que Rosberg, que lideraba cómodamente la competición, abandonara por un pinchazo, y luego de dejar pasar a Prost y quedar nuevamente tercero, el Williams-Honda de Mansell sufrió un espectacular reventón de la rueda trasera izquierda a máxima velocidad en la recta más larga del circuito, con el metal de la rueda tocando el suelo y generando una lluvia de chispas. El británico luchó hasta lograr detener el vehículo de manera segura, impedido de continuar. Piquet, que marchaba primero (posición que le hubiera dado el campeonato), ante los sucesivos reventones recibió la orden de ir a boxes a cambiar neumáticos. Prost tomó entonces la delantera y ganó la carrera (su quinta en la temporada) y el campeonato pese a los intentos de Piquet, quien se quedó con el récord de vuelta. El francés también estuvo muy cerca de retirarse; su vehículo se quedó sin combustible segundos después de ver la bandera a cuadros.

fuente: google.

TIP ESPIRITUAL: SIEMPRE CONSIDÉRENSE COMO UN SERVIDOR, NO COMO UN LÍDER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario