viernes, 17 de febrero de 2012

méxico clave en la vida de diego maradona y los argentinos (duodécima parte)



diego seguía haciendo de las suyas con el poco resto que le quedaba y el brasileño arpi filho pitaba el final del encuentro que desató la euforia de todos. el capitán diego levantaba la copa y era llevado en andas por todo el campo. el estadio azteca quedaba en la memoria de todos los argentinos por las inmensas hazañas del heroe de villa fiorito que concretaba aquel sueño que tuviera cuando pibe en el potrero.
inolvidable e irrepetible entre la mano de diego y la zurda de d10s.

luego de anadonar tierras mexicanas (argentina fué el primer equipo en llegar y el último en irse) diego y el plantel aterrizaron en buenos aires para trasladarse a la casa rosada en donde los esperaba raúl alfonsín, el presidente de los argentinos por ese entonces, y una multitud que recibía a los campeones del mundo.

el festejo y los cánticos duraron bastante tiempo. era el romance de los jugadores (ubicados en los balcones de la casa de gobierno) que se unía en este hecho que conmocionó al país.

el contrato de bilardo sería prorrogado cuatro años más y maradona y casi toda una generación de campeones seguirían vigentes. diego, por ese entonces militaba en el napoli, con el cual conquistaba un año después de haber logrado el título mundial, el primer scudetto en la historia del club en la temporada 86-87 logrando un empate 1 a 1 ante la fiorentina en el partido final. ese resultado fué suficiente para alcanzar el torneo.

era el mejor momento en la historia del fútbol argentino ya que en ocho años conseguía dos títulos mundiales.

fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario