viernes, 13 de enero de 2012

amar, temer y partir: el amor por las leonas








http://www.beccarcelulares.com/


el amar suele dar temor y el mismo concluye en la partida.
cada ser que vive de cerca aunque sea un instante el fenómeno leonino no puede evitar amarlas desde la escencia del espíritu amateur.
el hóckey femenino es el deporte madre y se expande en la contención, la comprensión, la protección y la compañía que da el género.
son chicas que nacieron con un palo de hóckey en la mano y que duermen y se despiertan con la herramienta que las ilusiona y que las puede depositar en la gloria como ya ha ocurrido.
la mística de las leonas continúa y no acaba con sobrevivientes casi desde su nacimiento.
esa energía de poder, placer y liderazgo apasiona y la calidez se palpa sin importar la estación del año.
imposible no amarlas, siempre llevan consigo fanáticas y o seguidoras. es la devoción por la celeste y blanca lo que las une en la búsqueda de un objetivo cualquiera: es una excusa.
con perfil bajo y sin difusión las leonas entran en el corazón de la gente como consecuencia de la incondicionalidad: del dar sin pedir nada a cambio.
las argentinas entraron en la fase critica, en la recta final hacia un destino anhelado y que le es esquivo a través de los años: el oro olímpico en el juego olímpico.
para conseguir el oro habrá que pasar por el barro y las espinas de un camino plagado de sabores y de los otros. si está el obstáculo se puede sortear y las leonas son capaces más allá de haber entrado por la ventana en una clasificación. golpear las puertas del cielo lo señala su rica historia: es posible entre el pasado, presente y futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario