domingo, 21 de agosto de 2011

los árbitros son la excusa fácil para los perdedores









foto: héctor baldassi


cuando se gana no se le echa la culpa a los árbitros y cuando se pierde sí.
la excusa más fácil de un mal desempeño es echarle la culpa a un referí. está al alcance de la mano como uno de los seres más desprotegidos dentro de un espectáculo. y es único dentro de tanta generalización de personas en las tribunas, dentro del campo de juego y en sus casas viendo un partido. es de hombre mediocre echar culpas a un referí. es el pretexto de los que fracasan.
como en todos los ámbitos existen buenos, regulares y malos. están los de buena fe y los que se encapricha con algún jugador, técnico o equipo y viceversa, por cierto, pero así como el buen árbitro pasa desapercibido, la buena gente no se inmuta ante la presencia de un árbitro. no se les debe dar importancia. para el bueno también pasa desapercibido.
si toda esa energía derrochada en la protesta ante un solo ser único se gastara en mejorar la actuación de un equipo los resultados serían otros. pero como los árbitros se visten de negro parecen como verdugos para los amantes de la mediocridad y la impotencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario