viernes, 13 de mayo de 2011

Pelé: O Rey Do Futebol- La Leyenda (Cuatro)




http://www.muebleslacarreta.com.ar/


Un hombre en el punto de mira (1963-1966)
Aunque Pelé volvía a ser el mismo jugador de siempre, había cosas que estaban cambiando respecto a sus rivales. Primero ya no lo miraban como una novedad interesante, sino como un rival poderoso al que había que vencer. Y segundo, en el mundial de Chile se popularizó un método que alcanzaría su apogeo en el mundial de Inglaterra en 1966: el fútbol fuerza. Este método consistía en marcar a un jugador con tácticas agresivas, y si cometían faltas eso no importaba. Pelé no sufrió este problema en Chile, pero desde 1963 comenzaría a entender que una nueva concepción futbolística quería predominar sobre las demás. La primera vez que se enfrentó a esto fue en la segunda final consecutiva de Copa Libertadores del Santos en 1963 ante Boca Juniors. El partido se disputó en el Estadio la Bombonera. Fue tan duro el marcaje de los argentinos, que un jugador le rasgó los pantalones a Pelé, por lo cual debió cambiárselos. No mucho después Boca se puso adelante. Unos minutos después Pelé habilitó a Coutinho que empató. Y luego Pelé anotó el gol de la victoria a pase de Coutinho. Así, Santos se consagraba por segunda vez como campeón de América.
Para la Copa Intercontinental, se enfrentarían al AC Milan de Gianni Rivera, Giovanni Trapattoni y su compatriota Amarildo. El primer partido fue en San Siro, ganando el Milan por 4-2 con Pelé anotando los dos goles de su equipo y lesionándose por el marcaje de Trapattoni. En la vuelta en el Maracaná, ni Pelé ni Zito jugaron, pero el Santos gano por 4-2, y en el desempate, ganó el Santos por 1-0. Así el Santos también era por segunda vez campeón del mundo de clubes. Para 1964 llegaba Julio Mazzei para dirigir al Santos, después de una gran gestión en el Palmeiras. La llegada de Mazzei además de dar la Copa Río-São Paulo (edición 1966), haría que diera comienzo la segunda era dorada del Santos, con nuevos jugadores como Clodoaldo, Manoel Maria y Ramos Delgado entre otros.
Sin embargo, antes de que este período comenzara en toda la regla, debería enfrentar primero la Copa del Mundo de Inglaterra en 1966. Esta vez la logística para la preparación de Brasil fue desastrosa. Primero porque se convocaron aproximadamente unos 40 jugadores y más de la mitad del contingente no participaría en el Mundial. Segundo, las dos estrellas de Brasil Garrincha y Amarildo no estaban al nivel de hace 4 años. De hecho, Amarildo se lesionó en un amistoso preparatorio. Tercero se dividió el contingente en 4 equipos, lo cual hizo que no hubiera unidad en el grupo. Cuarto, no se tenía un lugar fijo de entrenamiento, así que se viajo por todo Brasil, lo que hizo que la condición física de muchos no estuviera a la altura. Y quinto, el desacuerdo y soberbia de los delegados de la confederación brasileña que pensaban que solo mostrarían la copa a los otros países para volverla a ganar.
Así se viajaba a Inglaterra, con un equipo mal preparado, un desacuerdo total de los dirigentes y con la misma cantidad de jugadores que deberían ser la delegación brasileña. Así se llegaba a Goodison Park en Liverpool el 12 de julio de 1966 para enfrentar a Bulgaria. Ganó Brasil 2-0 con goles de Garrincha y Pelé de tiro libre, pero el defensa Zhechev de Bulgaria castigó fuertemente a Pelé cometiendo toda clase de faltas que no fueron pitadas por el árbitro. Como medida de prudencia, los dirigentes decidieron que no jugara el segundo partido ante una nueva Hungría, la cual tenía a un grandioso Flórián Albert. Al no jugar Pelé, Brasil perdió 3-1. El siguiente partido ante los portugueses de Eusebio, sería fatal para Pelé por dos razones. Primero porque perdieron 3-1 y quedaron fuera del mundial en primera ronda. Y segundo porque Morais, un defensa de Portugal lo dejó fuera del partido con una violenta doble falta que el árbitro no pitó. Así, Brasil regresaba a casa con las manos vacías.


Gloria (1966-1971)
Después de los episodios de Inglaterra, Pelé renuncio a la selección brasileña. Pese a esto, con el Santos se inició una nueva época en todo el sentido. Con Mazzei de entrenador y con miembros de la selección como Carlos Alberto y Clodoaldo, el Santos volvería a conquistar el planeta como lo había hecho unos años atrás. En 1966 ganaron en un triangular que incluía al Santos, el Inter y el Benfica, torneo realizado en Estados Unidos. En mayo de 1967 se fueron de gira por el África Subsahariana para partir más tarde a Italia y Alemania. En 1969 regresó a África por una nueva gira en la cual estuvo esta vez en Congo y Nigeria. Sin embargo, ese año sería recordado por un acontecimiento mundial: El gol 1000 de Pelé. Para octubre de 1969 llevaba 989 goles anotados. En un partido ante la Portuguesa anotó 4 goles con lo que ya llevaba 993. Hizo 2 goles mas ante el Coritiba y otro ante el Flamengo y marcó 2 goles más ante Santa Cruz en Recife. Luego en Joao Pessoa anotó un gol más, ya llevaba 999 goles y luego de no anotar en Bahía, el circo mediático se trasladó a Río de Janeiro, al Maracaná, ante el Vasco da Gama. Luego de una falta de la defensa del Vasco, Pelé fue elegido para cobrar el penal. Haciendo su típica paradinha, vence al portero y anota su gol 1000. Este gol fue premiado con la conquista de tres nuevos Torneos Paulistas (ediciones 1967, 1968 y 1969) y una Copa de Plata (edición 1968). En esa época, internacionalmente Pelé era archiconocido por ser un gran astro de Fútbol y pudo encontrarse con las celebridades deportivas, políticas, acádemicas, artísticas. Pelé no olvida aquel encuentro que tuvo con Robert F. Kennedy, quien asistió a un partido de Fútbol jugado por ese célebre futbolista brasileño hasta que el mismo Pelé lamentó mucho el asesinato de ese carismático senador norteamericano unos años después.
En 1968 consideró regresar a la selección brasileña, pero fue efectivo hasta 1969, cuando el interés se centraba en el mundial de México 70. Aymore Moreira fue destituido y en su lugar llegó João Saldanha, ex-entrenador del gran Botafogo de Garrincha, Amarildo, Gérson y Manga. Saldanha hizo su equipo con base en jugadores del Santos y del Botafogo. Debido a problemas con João Havelange, fue despedido del cargo. De este modo Mário Zagallo fue nombrado como su reemplazo. Zagallo convocó a algunos jugadores más como Tostão y Rivelino, con lo cual Brasil se vio mejor complementado. Zagallo además se asistió de hombres como Claudio Coutinho y Carlos Alberto Parreira. Después de clasificar en su grupo con todos los partidos ganados y como favoritos a la reconquista mundial, en el Grupo 3 Brasil enfrentaría a Checoslovaquia, los defensores del título, Inglaterra y Rumania. El 3 de junio en 1970 se enfrentaban en Guadalajara los brasileños ante Checoslovaquia. Petras pone adelante a Checoslovaquia, pero Rivelino de tiro libre empató, y unos minutos más tarde, Pelé hizo su famoso tiro de mitad de cancha que estuvo cerca de vencer al portero Ivo Viktor. Así termina el primer tiempo. En la segunda parte Brasil se pone adelante con un gol de volea de Pele y dos goles de Jairzinho liquidaron el partido que terminó 4-1. El 7 de junio jugaron ante Inglaterra en Guadalajara. Después de que Gordon Banks le parara de manera fantástica un cabezazo a Pelé y a continuación un tiro libre a Rivelino, Inglaterra replicó con Geoff Hurst, sin embargo Felix despejó la pelota. En la segunda parte una jugada por la banda de Tostao permite que Jairzinho a pase de Pelé anote el 1-0. En los últimos minutos de nuevo Hurst intenta vencer a Felix, pero el balón se va por encima de la portería. Brasil ganó 1-0. En el último partido ante Rumania en Guadalajara, Pelé anotó dos goles, uno de tiro libre espectacular y Jairzinho anotó el tercero. Rumania a base de coraje logra descontar y al final el partido termina 3-2 a favor de Brasil.
Para los cuartos de final Brasil enfrentó a Perú. Entrenados por Didí, los peruanos fueron la gran revelación del campeonato con Teófilo Cubillas, Hugo Sotil y Héctor Chumpitaz entre otros talentosos jugadores. Con un partido de casi 50 opciones por equipo, el partido termina 4-2 a favor de los brasileños. Para las semifinales Pelé y su equipo enfrentaron a su némesis natural: Uruguay. Después de que Cubilla adelantara a los uruguayos con un tiro en semifallo, al final de la primera parte Clodoaldo descuenta. En la segunda parte Jairzinho y Rivelino liquidan el partido. En los últimos minutos Pelé amaga a Mazurkiewicks y logra enviar la pelota al poste contrario, pero la pelota no dio el efecto deseado y se fue a centímetros del poste. Así concluyó el partido.
La final en el Estadio Azteca les depararía a los italianos. Después de un centro de Rivelino, Pelé de cabeza anotó a los 15 minutos. A los 37 minutos, Roberto Boninsegna aprovechó un error de Clodoaldo y batió a Felix sin problema. Así termina la primera parte. En la segunda parte Brasil sale a todo o nada y Gérson aprovecha el máximo espacio disponible y bate al portero Enrico Albertossi con un gol de fuera del área. Unos minutos después Gerson con mucho espacio envía el balón al área, Pelé cabeceó y Jairzinho en el área anotó y se conviertió en el único jugador que ha anotado en todos los partidos de una Copa del Mundo. A 4 minutos del final Clodoaldo hace una gran jugada en el medio, pasa a Rivelino y este a Jairzinho, este pasa a Pelé que ve venir de atrás a Carlos Alberto. Sin verlo Pelé envió la pelota y con un trallazo Carlos Alberto vence a Albertossi. Era el final.
El estadio se viene encima. Los cazadores de recuerdos en instantes le quitan la camiseta y por poco los pantalones. En la entrega de la Copa Jules Rimet, Carlos Alberto la levantó y Brasil es por tercera vez campeón mundial. Así Pelé se convirtió en el primer jugador en ganar 3 copas mundiales como jugador. Con este acontecimiento, el mundo del fútbol lo corona como Rey.

Fuente: Google

CONTINÚA...

No hay comentarios:

Publicar un comentario