domingo, 23 de enero de 2011

Luciana Aymar- Carlos Retegui (La Previa al Mundial de Rosario)




LUCIANA AYMAR Y CARLOS RETEGUI CON LA ADRENALINA PREVIA DE LO QUE FUÉ LA CONQUISTA DEL MUNDIAL DE ROSARIO CONSEGUIDO POR LAS LEONAS.

AGOSTO 29- 2010

El gran DT y la número 1. Son dos nombres potentes de una Selección que quiere seguir haciendo historia.
La mañana en el CeNARD es tibia. El sol, de a poco, va calentando aún más la temperatura de ese sintético flamante en el que Las Leonas escriben la mayor parte de su historia. Es el último entrenamiento antes de la partida a Rosario y los dos personajes se destacan con nitidez sobre el resto de los protagonistas. Uno, Carlos Retegui, es el entrenador apasionado; él grita, gesticula, motiva.
El otro, Luciana Aymar, es la jugadora símbolo y diferente; ella amaga y en cada caricia a la bocha deja su sello.
Ambos están ante una hora clave. Y dicen: “Estoy disfrutando toda la previa del Mundial y estoy super tranquilo. Con confianza en el cuerpo técnico y en las jugadoras. En estos 18 meses llevamos al límite al equipo en todo sentido, mental, físico y hockístico, porque nos queríamos preparar de una manera diferente. Y en estos 18 meses sentí y viví cada segundo con Las Leonas”, asegura Retegui (40 años), Chapa para todo el hockey argentino. “Llego muy bien al torneo, me toca en mi mejor momento. Quizá, hace cinco años no podría haberte dicho esto por un montón de cosas. Sé que le voy a disfrutar a pleno y eso no lo hubiese podido hacer antes”, afirma Aymar (33), Lucha para todo el hockey mundial.
-¿Cómo están ella en particular y el equipo en general? -Les dije a Lucha y a Sole García: las vemos como un Fórmula 1. Ojalá que la planificación que hicimos nos permita estar en un rendimiento máximo en este torneo.
-Para vos, Lucha, será un Mundial muy especial.
-Tengo un montón de sensaciones con la gente, con todo el mundo que acá, en Rosario, me conoce. Pero nos fuimos preparando desde principios de año para todo esto y sabemos que vamos a jugar con 12 mil argentinos en las tribunas. Acá van a ser muy impactantes los primeros 15 minutos. Si nos podemos abstraer de todo el ambiente tratando de enfocarnos en lo nuestro, vamos a andar bien.
-En el equipo hay 10 chicas que nunca jugaron un partido de Mundial. ¿Le tenés miedo a eso? -No porque cuando sos más chica sos más inconciente. Ellas tendrán que jugar y hacerlo lo mejor posible. Se podrán equivocar pero la banca nuestra va a estar siempre.
-Chapa, ¿sentís una responsabilidad extra porque el Mundial se jugará en Rosario? -Creo que la responsabilidad nuestra es con el hockey argentino independientemente del lugar donde se juegue el torneo. El árbol no puede tapar el bosque. Por eso nosotros les apuntamos a Las Leonas, al Sub 17, al próximo Mundial junior, a las regiones de todo el país.
-¿Será Holanda otra vez el adversario a vencer? -Es un equipo que tiene conocimiento del juego y consistencia. Lo respetamos como respetamos a todos los equipos. Miedo no le tenemos a nadie, respeto les tenemos a todos. Pero no nos estamos preparando para jugar con Holanda.
-Lucha, en Beijing, después de perder la semifinal olímpica con Holanda por 5 a 2, dijiste que Argentina no tenía la manera de ganarle. ¿Qué pensás ahora? -En aquel tiempo ellas nos ganaban tácticamente. Hoy tenemos la forma de superarlas.
-Cuando entres a la cancha para el debut, ¿a quién te gustaría ver en la tribuna y no va a estar? -A mi abuelo Braulio. El fue una de las personas que más confiaba en mí cuando yo era chica. El decía: “Esta niña va a llegar a mucho”. Lamentablemente nunca me vio jugar con la camiseta argentina.
-Y si te permitieran jugar frente a Sudáfrica con alguien que no está en el plantel, ¿a quién elegirías? -A mi hermana Cintia. Cuando jugábamos juntas en el Jockey o en Litoral, ella era mejor que yo. Pudo haber llegado a la Selección…
-¿Lo llamaste a Maradona? ¿Lo invitaste? -No hablé con él. Lo hice con Claudia y le dije que estaban invitados. ¡Nos encantaría que viniera! -La última para los dos. ¿Cómo se imaginan el 11 de septiembre a la noche? -Ojalá que festejando con toda la gente. Sería increíble.
La respuesta es a coro (¿es necesario aclararlo?).
Fuente: Clarín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario