viernes, 3 de diciembre de 2010

Goycochea: La imagen de los argentinos para el mundo en la Copa América





Sergio Javier Goycochea, El Vasco, es el más fiel exponente de la Nacional para lo que se avecina el año próximo. La Copa América que se jugará en la Argentina, después de 23 años.
Uruguay fué el triunfador en aquella oportunidad venciendo a Chile en la final. Aquel equipo celeste contaba con la presencia estelar de Enzo Francescoli y Antonio Alzamendi, entre otros. La Selección Argenrtina por aquel entonces vivía momentos dulces con la obtención cercana del campeonato del mundo en México.
Un año más tarde la Argentina sería el país organizador y pareció relajarse con lo realizado en el país Azteca. El equipo ya no fué el mismo y Maradona tampoco. Los albicelestes nunca se soltaron y sufrieron de miedo escénico en su patria siendo doblegados por los charrúas y por los cafeteros en una sorpresiva eliminación luego de conquistar al mundo. Algo que parecía imposible en principio, pero en tierra mexicana se fué gestando un equipo sólido.
La Argentina se prepara para vivir una fiesta descomunal que no se da todos los días, y Goycochea es el gran anfitrión y el último gran exponente de la Nacional por el peso de sus logros con las dos conqusitas en las ediciones de 1991 y 1993.
El Vasco ofició de presentador en el sorteo y es la imagen madre de los argentinos.
Goycochea junto a un grupo de "soldados" hizo extender la mística de Menotti y de Bilardo, siendo dueños de Sudámerica toda a principios de los 90.
Comandados por Alfio Basile, Goycochea, Ruggeri, Simeone y Batistuta fueron la base de la última gran serie de triunfos de la Nacional. Hay que remontarse a aquellos tiempos para endulzarse con la Selección. Desde entonces ningún jugador ha levantado una copa por lo menos en lo que se refiere a Selecciones Mayores.
Puede que sea el tiempo de la vuelta al título y que el fútbol argentino quede mano a mano con su historia. Es algo que está al alcance siendo el local y contando con material de sobra para exponer ante rivales que proponen la paridad.
Argentina cuenta con Lionel Messi como mejor jugador del mundo y es una ventaja apreciable de cara a lo que vendrá. Está en una etapa madura. Solo falta la compañía ideal para que en el final se descorche el champagne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario