viernes, 17 de diciembre de 2010

Del Potro, una carta para la Davis

Ricardo Rivera
Por José Luis Domínguez LA NACION
Desde hace un par de temporadas, Ricardo Rivera acompaña a Tito Vázquez en la conducción del equipo de Copa Davis. A su vez, Caio -tal como se lo conoce en el ambiente del tenis- ha dejado recientemente una etapa de once años como capitán de la Fed Cup. En este momento, la determinación es continuar en busca de la preciada Ensaladera, que este año se adjudicó Serbia. "Ya nos juntamos con casi todos los jugadores, incluido David [Nalbandian], y la semana próxima me reuniré con Franco Davin, su entrenador, para definir la situación de Del Potro. Sé que él está bien; lo vi entrenarse un par de veces y me parece que está en buena forma. Está haciendo un pretemporada buena; está entrenándose mucho y, si bien es difícil volver después de estar casi un año sin jugar, tiene tenis como para estar de nuevo arriba", cuenta sobre el actual momento del conjunto y acerca del campeón del US Open 2009, cuando restan dos meses y medio para el debut en el Grupo Mundial de la Copa Davis 2011, que será del 4 al 6 de marzo en el polvo de ladrillo del Parque Roca.
-Pero Del Potro va a jugar la gira norteamericana de cemento. Ya está inscripto en San José, Memphis y Delray Beach...
-Sí, hablaremos de eso, pero todavía no está descartado; no nos dijo que no iba a jugar. Lo que más deseo es que Juan Martín tenga la Copa Davis en su calendario, porque es un jugador muy importante para nosotros, como también lo son Nalbandian, Mónaco, Zeballos, Schwank y Mayer. Con ellos, llegamos este año a una semifinal.
-¿Van a conversar con los jugadores durante el Abierto de Australia?
-No. La idea es verlos en el torneo de Santiago, en Chile [la semana siguiente al primer certamen de Grand Slam del año]; después volveremos a juntarnos en Buenos Aires y empezaremos a trabajar una vez que vuelvan los que jugarán en Acapulco, la semana previa a la serie.
-¿Qué referencias tienen de Rumania?
-Muchas. A Victor Hanescu, el mejor de ellos, ya lo vimos muchas veces contra los argentinos. Es muy duro; ha tenido buenos triunfos y puede complicar a cualquiera. Juega mejor en canchas rápidas, pero no hay que descuidarse. Y el dobles, con Hanescu y [Horia] Tecau es muy duro. Rumania será más difícil que lo que la gente cree. Quizá muchos piensen que, por el hecho de que juguemos como locales y de que Rumania no tenga un tenista top en el ranking, ya está. Pero no es así; va a ser un partido durísimo.
-¿Por qué se terminó tu ciclo en la Fed Cup?
-Porque hay etapas que hay que cerrar y hay que dar paso a otras personas para que hagan su aporte. Me fui con tristeza, porque la pasé muy bien en todos estos años y tengo los mejores recuerdos. Pero todavía me siento parte del equipo y, cuando me necesiten, voy a estar ahí para ayudar.
-¿En tu alejamiento influyó no tener un equipo de máxima competencia en los últimos tiempos?
-Es difícil... Puede ser. A cualquiera le gusta entrar a jugar con el mejor equipo posible, y si me preguntás cuántas veces tuve el mejor equipo posible, te digo que fueron pocas. No pudimos contar con Gisela [Dulko], que estaba más pendiente de su calendario. Fue una lástima no tenerla en el equipo.

Fuente: Canchallena.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario