miércoles, 1 de diciembre de 2010

Claudia Villafañe- La Mujer y El Deporte: Espíritu e Imagen




Siempre detrás de un hombre hay una gran mujer y ella fué Claudia Villafañe para Diego Maradona. Claudia fué la mujer más importante de Diego a la largo de su vida por más que hoy ya no convivan.
Claudia y Diego se conocieron cuando el jugador arrancaba su carrera en el fútbol y pasaron juntos muchos momentos agradables y de los otros.
Cataluña, Nápoles y Sevilla fueron los destinos para ambos fijos en el exterior.
Claudia tuvo con Diego a sus dos hijas Dalma y Giannina.
Después de estar 10 años en pareja, el 2 de abril de 1987 nació Dalma Nerea y el 16 de mayo de 1989, llegó al mundo Gianinna Dinorah.
Y después de haber sido padres por segunda vez, llegó el deseo de ambos de formalizar la relación: así fue que a sólo seis meses del nacimiento de su segunda hija, el 7 de noviembre de 1989, Claudia y Diego tuvieron su mega-fiesta en el Luna Park: una celebración con 1.500 personas en la que no faltó nada, para la que se fletaron charters con invitados famosos desde Europa y que costó millones.
El tiempo pasó y los disgustos se siguieron sumando hasta la separación.

Claudia, la representante
El 30 de octubre de 2000 Diego cumplió 40 años y presentó su libro “Yo soy el Diego de la gente”,en el que cuenta su trayectoria futbolística y algo de su relación con Claudia. Habría que ver qué modificacionesle haría el Diez a los párrafos dedicados a su ex mujer si pudiera reescribirlo ahora, porque casi 4 años después de la presentación y unos 14 años después de la fiesta de casamiento, llegó el final: el 7 de marzo de 2003, Claudia inició la demanda de divorcio por abandono del hogar, porque Maradona se había ido a vivir a Cuba más de tres años atrás y la separación ya era un hecho.
El 7 de marzo de 2003, Claudia inició la demanda de divorcio por abandono del hogar, porque Maradona se había ido a vivir a Cuba más de tres años atrás.
El mismo año de su divorcio,Maradona terminó otra de sus relaciones más importantes : se desvinculó de Guillermo Cóppola, su representante y amigo, y le inició una demanda por un supuesto dinero adeudado. A partir de ese momento, Claudia, que había dejado el título de esposa por decisión propia, se puso la camiseta de “la patrona” para pasar a ser la representante y administradora de los bienes y negocios del futbolista.
Después del divorcio, Diego intentó reconquistar a su mujerpor todos los medios y hasta se valió del aire que le dio su programa “La Noche del Diez”,que se emitió en 2005 por Canal 13 y que Claudia dirigía aún sin tener oficialmente el papel de productora: allí le cantó serenatas y hasta le regaló una fastuosa vincha de diamantes. En una de las emisiones, hasta Mirtha Legrand se atrevió a predecir el futuro del Diego y la Claudia: “Van a terminar juntos”, dijo la diva de los almuerzos, pero su predicción todavía no se cumplió y cada día parece más lejana.
A pesar de que Diego repitió en miles de ocasiones y lugares que Claudia era la mujer de su vida y su único amor, el tiempo y los sucesivos rechazos de su ex esposa -que nunca aceptó, después del divorcio, darle la segunda oportunidad que le pedía- hicieron de las suyas y dieron lugar a la aparición de otra mujer de Villa Fiorito en la vida del Diez: Verónica Ojeda, una joven de 27 años a la que habría conocido en noviembre de 2005 y alrededor de la cual circularon hasta rumores de embarazo.
Después de estar al lado de Diego en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, Claudia Villafañe y Verónica Ojeda formaron una sociedad para llevar adelante el nuevo emprendiemiento de Maradona y Cía: El Showbol.
Diego Maradona se hizo cargo de la Selección Nacional hasta la finalización del Mundial de Sudáfrica 2010, y Claudia desde hace un buen tiempo está sumergida en el perfil bajo, lejos del ruido de microfonos y cámaras.





No hay comentarios:

Publicar un comentario