martes, 14 de diciembre de 2010

Carlos Monzón: Entre el Cielo y el infierno (Tercera Parte)




Vida personal y últimos años
Se casó en segundas nupcias con Alicia Muñiz con quien tuvo un hijo. La vida con ella se tornó insoportable, terminando el matrimonio en un incidente que marcaría su vida. El 14 de febrero de 1988 su esposa murió a causa de heridas recibidas producto de su caída desde el balcón de la casa que ocupaban en la ciudad de Mar del Plata, de la cual se acusó a Monzón de ser el responsable. El boxeador fue juzgado y declarado culpable en un juicio polémico y mediático y fue condenado a 11 años de prisión por homicidio simple.
Cuando se encontraba en la etapa final de su condena, comenzó a gozar de salidas restringidas para trabajar. En una de ellas murió en un accidente automovilístico el 8 de enero de 1995, en la localidad de Los Cerrillos en la provincia de Santa Fe.[4]
Además era querido y admirado por celebridades mundiales como Alain Delon[5] , Mickey Rourke (quien lo visitó en el penal de Batan) y muchos famosos más que le dieron su apoyo en momentos difíciles. Monzón fue invitado de honor en el programa de televisión de Nino Benvenuti varias veces, y, cuando fue acusado de asesinar a su esposa en 1988, Benvenuti fue uno de sus defensores más leales, visitándolo en la cárcel en Argentina varias veces, y pidiendo por su libertad. Carlos Monzón es considerado uno de los más grandes deportistas de Argentina, alcanzando la fama que sólo han ostentado personajes como Diego Armando Maradona, Guillermo Vilas, Roberto de Vicenzo o Juan Manuel Fangio. A su retiro tenía el récord de 99 peleas como profesional, con 87 ganadas (59 antes del límite),9 empates y solo 3 derrotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario