martes, 2 de noviembre de 2010

El fútbol argentino está mal administrado



BAJAR LOS SUELDOS ES UNA BUENA MEDIDA PARA EQUILIBRAR LA ECONOMÍA DE LOS CLUBES.

Desde hace tiempo el fútbol argentino vive en el caos y en el desconcierto administrativo. Clubes endeudados dan a entender el mal manejo dirigencial. Y esto abarca y contagia a la mayoría de las instituciones. Un club de fútbol es como una casa y todas las deudas deben ser saldadas y estar en cero al día de la fecha. Esto no ocurre en este país. Este es uno de los motivos por los cuales el fútbol argentino no avanza.
Se gastan cifras siderales por compras y contratos en jugadores, y en la mayoría de los casos en los clubes sale más dinero del que entra.
El deporte en general está bien remunerado y se vive en una nube en comparación con el común denominador de la gente.
Es el momento de la mano dura y de bajar los sueldos a manera de comenzar a sanear tanto despropósito y tanta deuda como primera entre varias decisiones para caer a tierra. Un club sin deudas es un club bien llevado. Por el contrario y por lógica, los que tienen deudas no saben manejar un club.


No hay comentarios:

Publicar un comentario