domingo, 17 de octubre de 2010

Maradona-Carrizo: Amor y Desencanto




ID 642 * 1477


¿PUEDEN MARADONA Y CARRIZO ACERCAR POSICONES EN UN FUTURO CERCANO?
SÍ, ABSOLUTAMENTE. AUNQUE NADA ES SEGURO...

La de Maradona y Carrizo fué una historia de amor a primera vista...
El mejor Maradona apareció cuando Juan Pablo estuvo en el arco de la Selección, desde su silueta física y desde lo futbolístico-equipo. Vease que Carrizo fué el arquero del debut en la Era de Diego al frente de El Equipo de Todos contra Escocia en Glasgow (el resultado fué de 1 a 0 en favor de los albiclestes) y el mismo JP defendió la valla en el triunfo argentino frente a Francia en Marsella.
Carrizo volvió a ocupar la valla en el primer partido de Maradona como seleccionador nacional en eliminatorias. Argentina vapuleó a Venezuela 4 a o con una sobria y contundente actuación de los "bajitos" Messi, Aguero y Tevez.
Para Maradona, J P era un insustituible, de la primera hora, y juntos se juraron amor mutuo, luego de la polémica relación entre Maradona y Abbondanzieri, quien fuera titular en la era de Basile al frente del seleccionado.
Pero la Paz para ambos finalizó en Bolivia. Fué un antes y un después. Maradona marcó la carrera de Carrizo como arquero, y éste hizo lo propio con el destino de Diego como seleccionador. La herida pos 1-6 caló hondo en la estructura de la Nacional y Carrizo fué el máximo responsable a la vista de todos por aquella estrepitosa caída. Nunca más injusto J P pagó los platos rotos como nadie, a sabiendas de un flojo desempeño de todo el equipo y de una expulsión inocente e irresponsable de Angel Di María dejando al equipo en inferioridad númerica con un marcador abultado.
El romance entre Carrizo y Maradona se rompió luego de El Baile de La Paz a manos de Bolivia y Carrizo fué dejado a un lado. La valla fué ocupada para entonces por Mariano Andújar quien se hizo cargo del Uno por algunos encuentros hasta que apareció Romero para ser definitivamente el arquero titular.
J P estuvo presente en las convocatorias para los partidos por eliminatorias ante Colombia, Ecuador, Brasil y Paraguay. En asunción fué el día del juicio final. Diego dijo no va más sentenciando la suerte del coloso golero.
Carrizo sintió como pocos aquella sentencia dolorosa de un Maradona sin vuelta de hoja. Era solo en un partido, en donde Carrizo había fallado. ¿Tuvo en cuenta que el equipo fué igual o peor en su actuación en comparación con el arquero?.
La resultante fué que la Selección ya no era la misma que en el principio en la Era Maradona con Carrizo como guardavallas. Por ese entonces, el arquero militaba en el Zaragoza de España y se perdía un mundial inexplicablemente por una mala tarde.
Hoy el Uno de River clama desde lo profundo de su ser por una revancha en el arco de la Selección, con o sin Diego, un hombre que lo marcó para bien y para mal.






No hay comentarios:

Publicar un comentario